Categorías
Tipos de orquídeas

Phragmipedium

A las Phragmipedium, también se les conoce como orquídea zapatito de dama (como las Paphiopedilum, con las que están muy emparentadas), Uropedium o Phragmipedilum.

Origen y características:

Son orquídeas que se encuentran en América Central y del Sur y son principalmente orquídeas terrestres, crecen en suelos ligeros ricos en materia orgánica también pueden ser litófitas creciendo en las paredes de acantilados a elevaciones de entre 400 y 2200 metros. Crecen en ambientes muy húmedos donde las raíces reciben abundante hidratación.

Riego:

Las Phragmipedium deben mantenerse húmedas (NO empapadas) durante todo el año con riegos frecuentes, debido a que no tienen pseudobulbos para almacenar agua, por lo que no deben de encontrarse nunca secas. En invierno reduciremos la frecuencia de riego, así como la planta detiene su crecimiento.

Estas orquídeas son sensibles al cloro en el agua, e incluso pueden presentar manchas en las hojas al regarlas con agua tratada. Por lo que las regaremos con agua de grifo reposada, agua de lluvia, ósmosis…
Es mejor regarlas por la mañana para que las hojas estén secas por la noche y así evitar la putrefacción bacteriana y los problemas de hongos.

En general podemos regar las plantas cada 2 o 3 días en tiempo caluroso de verano, en invierno es más variable cada 7 a 14 días, dependiendo de la mezcla de la maceta y de las condiciones climáticas. Regaremos cuando veamos que el sustrato está a punto de secarse.

Si las plantas se cultivan en condiciones más frescas no deben mantenerse tan húmedas como cuando están en condiciones de invernadero.

Luz:

En general orquídeas Phragmipedium requieren una luz de media a brillante. Podemos tomar como referencia las condiciones lumínicas de Cattleyas y Vanda, requieren más luz que las Paphiopedilums.

Al igual que las Paphiopedilum las podemos dividir en dos tipos:

  • Las que tienen un sépalo largo: Phragmipedium caudatum y Phragmipedium xerophyticum. Requieren niveles de luz brillantes.
  • Y las que tienen el sépalo de un tamaño normal con hojas moteadas: Phragmipedium besseae y Phragmipedium schlimii que prefieren niveles de luz más bajos.
Phragmipedium besseae roja america central
Phragmipedium besseae.

Todas las especies se deben mantenerfuera de la luz solar directa. Con una luz brillante crecerán más rápido e incluso las flores tendrán colores más intensos. Si no se posee tal cantidad de luz, también pueden crecer exitosamente bajo focos led o halógenos especiales.

Temperatura:

Son plantas de temperatura intermedia. Las que tienen hojas moteadas, Phragmipedium besseae y Phragmipedium schlimii prefieren condiciones más frías y las del sépalo largo Phragmipedium xerophyticum requieren condiciones más cálidas.

La mayoría de los híbridos crecerán bien a unos 27ºC durante el día y 16ºC por la noche. No necesitan temperaturas nocturnas más frescas para iniciar la floración como muchas otras especies de orquídeas, pero las temperaturas nocturnas más frescas aportan un color más intenso a las flores. Recordemos que son orquídeas de lento crecimiento y aún disminuye más cuanto más frías sean las temperaturas. Por lo que intentaremos que sean lo más adecuadas a la especie que tengamos.

siendo la temperatura mínima unos 10°C, que es más alta que la de las Paphiopedilum. Algunas tolerarán temperaturas mínimas de hasta 3°C pero ninguna de ellas tolera las heladas. La temperatura máxima recomendable es de 30ºC aunque pueden llegar a soportar los 40ºC durante cortos periodos de tiempo, con una elevada humedad ambiental y correcta ventilación.

Sustrato:

Muchas de estas especies son basófilas, crecen a pH altos, 7´9 es ideal, para aumentar el pH podemos añadir carbonato cálcico al sustrato, de diversas formas, como por ejemplo conchas machacadas. A pH ácido detienen su crecimiento, por lo que tendremos cuidado con el musgo sphagnum, que es ácido de por sí. Una buena mezcla es:

  • 6 partes de corteza de pino fina.
  • 1 parte de carbón vegetal.
  • 1 parte de pomina o perlita grande.
  • ½ parte de conchas machacadas.
Phragmipedium schlimii wilcox culture
Phragmipedium schlimii.

Fertilización:

Son exigentes en cuanto al abono, y para un correcto crecimiento lo aplicaremos, pero con cuidado, demasiado fertilizante causará quemaduras en la punta de las hojas.

Generalmente para estas orquídeas terrestres funcionan mejor los fertilizantes solubles a los sólidos. Se recomienda aplicar un abono 20-20-20 una vez cada 2 o 3 semanas. En invierno lo reduciremos a 1 vez al mes.

El fertilizante con alto contenido de fósforo en otoño fomenta el desarrollo de las flores.

Humedad ambiental:

Las zapatito de dama necesitan alta humedad, preferiblemente por encima del 50%, pero tolerarán una humedad tan baja como el 35%. Reposarlas en bandejas llenas de piedras y agua (que la maceta no esté en contacto con el agua) ayuda a aumentar la humedad ambiental.

Las P. besseae y sus híbridos crecen mejor con mayor humedad ambiental.

Requieren una buena circulación de aire. Con ventiladores se puede aumentar el movimiento del aire, para evitar las enfermedades fúngicas o bacterianas, que son un problema en estas orquídeas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *