Categorías
Tipos de orquídeas

Phalaenopsis

Mantener las Phalaenopsis, también conocidas cómo orquídeas mariposa, por la forma de sus flores, ¡Es muy fácil! Como vais a ver a continuación. Para que vuelvan a florecer se necesita un poco de experiencia y conocimientos, aquí aprenderéis todo lo necesario.

orquídea Phalaenopsis

Características y origen:

Las Phalaenopsis no crecen en el suelo, sino en las rocas o en los troncos de los árboles, a los que se aferra con sus gruesas raíces verdes. Debido a que las raíces no están inmersas en el suelo, no pueden tomar agua de forma continua. El acceso al agua sólo es posible a través de la lluvia, por lo que no es muy regular.

Las orquídeas se han adaptado a estas condiciones de dos maneras. En primer lugar, utilizan sus hojas gruesas y sus raíces para almacenar una reserva de agua que puede utilizar entre las lluvias. En segundo lugar, su hábitat natural son los bosques húmedos y sombreados del sudeste asiático, gracias a los cuales no corre el riesgo de secarse.

Ahora ya sabe qué hacer para proporcionar a la Phalaenopsis las condiciones adecuadas: Un suelo que no retenga agua durante mucho tiempo; un riego poco frecuente pero abundante y un lugar ligeramente sombreado.

Ahora, vamos a entrar en detalle

Riego:

La frecuencia con de riego dependerá del medio en el que se encuentre la orquídea. La mayoría de las Phalaenopsis vienen en corteza de pino, que retiene poca agua.

Si tu orquídea está plantada en maceta con corteza de pino, con regar una vez a la semana es generalmente suficiente. En cambio si está plantada en musgo, riégala cuando la parte superior del sustrato esté seca (se debe regar por encima del sustrato).

La cantidad de luz y calor que recibe la planta también afectará a la frecuencia con la que necesita ser regada. Los meses de verano necesitarán un riego más frecuente, cada pocos días. En invierno necesitará menos cantidad de agua. Después de unos cuantos riegos, podrás saber por el peso de la maceta si es el momento de volver a regar o no. Igualmente si tienes dudas, espera un día.

Sino el truco infalible, es mirar las raíces (si están en maceta transparente) si tienen una tonalidad grisácea necesitan riego.

riego orquídeas Phalaenopsis
Phalaenopsis con falta de riego.

Es mejor regar por la mañana. Con agua de grifo bastará (la puedes dejar reposar para que se deposite el cloro), siempre que no tenga mucha cal, de ser así puedes regar con agua embotellada, o de lluvia. NUNCA con agua destilada o salada.

Si queda agua en la corona (donde las hojas se unen en el centro) seca el agua para evitar que se pudra.

Luz:

Las Phalaenopsis son orquídeas de luz “baja”. Crecen hermosamente en una ventana con orientación este y pueden crecer en una ventana del sur o del oeste si se protegen con una cortina translúcida. Es decir con buena iluminación filtrada, NUNCA sol directo, están perfectamente.

Las hojas deben tener color verde oliva. Si son más oscuras significa que la planta no recibe suficiente luz. Las hojas teñidas de rojo, la planta está recibiendo demasiada luz.

Si la planta no vuelve a florecer, aumenta la cantidad de luz que recibe. IMPORTANTE la mayoría de las veces cuando la Phalaenopsis no vuelve a florecer es por falta de luz.

cuanta luz necesitan las orquídeas Phalaenopsis
Luz filtrada procedente de dos ventanas.

Temperatura:

Estas orquídeas son fáciles de cultivar porque crecen bien en un rango variado de temperaturas, aunque siempre cálidas. La temperatura mínima es de unos 15º C, que se da por la noche y crecen bien en un rango de 22º C a 25º C durante el día.

35º C es la recomendación de temperatura máxima. Para este tipo de orquídeas es fundamental la diferencia de 10º C entre el día y la noche durante unas semanas para que florezcan. Por eso suelen florecer a finales del invierno.

Fertilización:

Puedes utilizar cualquier abono balanceado específico para orquídeas (es importante mirar el contenido N-P-K, 20-20-20 está bien). En época de floración y cuando se estén preparando para ella es recomendable usar un abono con más contenido de potasio (K) y fósforo (P), producen mejores flores.

20-20-20-> Crecimiento. Se usa para el crecimiento en general.
10-30-20-> Floración. Para el período previo al brote de varas y cuando lo hacen, hasta la formación de capullos.
30-10-10-> Para plantas nuevas y en fase de crecimiento.

abono para orquídeas fertilización
Abono alto en P para la floración.

En época de de crecimiento las podemos abonar 1 vez a la semana, cuando estén en reposo 1 vez al mes. Los abonos más extendidos son los que se disuelven en agua, aunque hay de liberación lenta, foliares, incluso abonos caseros.

Antes de fertilizar las debemos regar abundantemente y después fertilizar, ya que el abono puede llegar a taponar los orificios de las raíces y que luego no se puedan hidratar bien.

Humedad:

Requieren una humedad ambiental de entorno al 60%. Para aumentarla, podemos pulverizar agua una vez al día, o lo que se necesite. Tened en cuenta que un exceso de humedad ambiental favorece la aparición de hongos o parásitos.

Podemos medirla con un higrómetro.

humedad ambiental orquídeas

Os pueden interesar los cuidados y curiosidades de distintas especies de Phalaenopsis:

phalaenopsis amabilis

Phalaenopsis amabilis

La Phalaenopsis amabilis, orquídea luna o la orquídea amable de ahí su nombre científico. Es una orquídea epífita que proviene ...
Leer Más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *