Categorías
Tipos de orquídeas

Maxillaria

Vamos a ver la guía completa de cuidados de las orquídeas Maxillaria. Es un género que contiene bastantes especies entorno a las 700. Hay mucha diversidad en cuanto a las especies, muchas de ellas tienen flores olorosas como la Maxillaria tenuifolia con olor a coco, o la Maxillaria rufescens con olor a vainilla.

maxillaria tenuifolia
Maxillaria tenuifolia.

Origen y características:

Crecen desde Florida, a través de América Central, hasta el sur de Brasil y el norte de Argentina.

Son orquídeas simpodiales (crecimiento a lo largo) pseudobulbos ovoides, epífitas la mayoría, aunque también hay orquídeas terrestres. Crecen en las zonas húmedas de los bosques tropicales y subtropicales, y varían en cuanto a la latitud dependiendo de la especie. De unos 1000-3500 metros.

Muchas de las especies pertenecientes a este género, se han clasificado en otros géneros, como: Lycaste,  Xylobium,  OrnithidiumCamaridium o Pseudomaxillaria.

Riego:

Necesitan bastante humedad durante todo el año. Se debe regar cuando el sustrato esté a punto de secarse, pero sin que se seque completamente.

La frecuencia de riego dependerá del sustrato y del clima donde la cultivemos. Un buen sustrato puede ser :

  • 75% corteza de pino.
  • 25% musgo sphagnum.
  • Un puñado de carbón vegetal.

Este sustrato nos permitirá tener un control sobre las condiciones de humedad. Pues permitirá que una pequeña cantidad de agua permanezca más tiempo, pero sin encharcarlo y dar pie a pudrición de raíces.

maxillaria porphyrostele
Maxillaria porphyrostele.

Luz:

También requieren un grado alto de luminosidad, son resistentes en cuanto a la exposición a la luz. Tienen unas necesidades similares a las Cattleyas.

Deberemos situarlas ante el grado máximo de luz antes de que empiecen a quemarse las hojas. Es decir, ir viendo cual es la máxima intensidad de luz que toleran, e ir haciendo cambios graduales, nunca pasarla de una condición sombría a luz directa por ejemplo. Es mejor no exponerlas a sol directo.

Temperatura:

Son orquídeas con hábitos de crecimiento cálidos/intermedios. Las especies que crezcan a mayores altitudes crecerán en entornos ligeramente menos cálidos.

La temperatura media del día en verano es de 28-29 º C, y la media nocturna es de 19 º C, con una amplitud diaria de 9-10 º C. En invierno, las temperaturas medias diurnas son de 23-24 º C, y las nocturnas de 13-15 º C, con una amplitud de 9-10 º C también.

La temperatura máxima es sobre 30 º C y la mínima 10 º C.

Fertilización:

Durante el período de crecimiento (primavera), las plantas deben ser fertilizadas cada 2 semanas con 1/2 de la dosis recomendada de fertilizante equilibrado para orquídeas. Durante el invierno, que suprimen el crecimiento, es mejor abandonar el abonado.

Humedad ambiental:

No son exigentes ni necesitan mucha humedad ambiental. Crecen bien a partir del 40%. Cuanto más humedad ambiental más ventilación para evitar que se acumule la humedad, que es perjudicial para las orquídeas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *