Categorías
Tipos de orquídeas

Catasetum

Las orquídeas Catasetum son inusuales en el cultivo de orquídeas, pero no deja de ser una planta sorprendente. Esta orquídea nos puede sorprender con sus flores en casi cualquier época del año.

catasetum maculatum

Origen y características:

Este género de orquídeas epífitas habita zonas bajas tropicales cálidas, su distribución va desde la costa de México hasta la cuenca del Amazonas, pasando por Argentina. La mayoría de sus especies se encuentran en Brasil.

Tiene peculiaridades como que es caducifolia, es decir en la época de reposo, cuando hace más frío deshecha las hojas, y quedan solo los pseudobulbos.

Otra curiosidad única es que producen flores masculinas o femeninas según la cantidad de luz y la humedad a la que tengan. La luz alta y la humedad baja tienden a inducir la producción de flores femeninas mientras que la luz baja y la humedad alta producen flores masculinas.

Riego:

Las Catasetum al igual que las orquídeas que presentan pseudobulbos, almacenan en agua en esta estructura, es vital aportar un buen riego durante la época de crecimiento. Es decir cuando la orquídea produce nuevos pseudobulbos y hojas.

Crecen solamente durante un período corto, por lo que deben almacenar una gran cantidad de agua. Regaremos frecuentemente mientras se estén formando las hojas nuevas, una vez maduro el pseudobulbo (cuando haya alcanzado su máximo crecimiento), disminuiremos la frecuencia de riego.

Cuando entre en época de reposo, las hojas se pondrán amarillas y empezarán a caerse, es la señal para ir reduciendo los riegos de manera continua, hasta que queden muy espaciados incluso nulos, teniendo siempre cuidado de que los pseudobulbos no se arruguen demasiado, de ser así regaremos más frecuentemente. Regar demasiado durante el
tiempo de descanso de la planta puede causar que los pseudobulbos se pudran.

Luz:

orquídea catasetum saccatum amarilla

Para el surgimiento de un nuevo crecimiento en la primavera, las Catasetum deben colocarse de manera que reciban toda la luz solar que puedan tolerar, dependiendo de su origen, pero a medida que sus pseudobulbos maduran, regularemos entonces la intensidad lumínica en base a si se desean flores masculinas o femeninas.

  • Si se desean flores femeninas, la planta debe mantenerse en el límite máximo de tolerancia de luz.
  • Para obtener flores masculinas, la planta debe cultivarse en un lugar más sombreado.

Igualmente predecir el sexo de las flores será complicado, incluso si se presta atención a la cantidad de exposición a la luz, aunque tendremos más puntos a favor.

Si se cultivan en exterior crecerían bien bajo una maya de sombreo que deje pasar el 50-75% de la luz. Nunca deben estar expuestas a sol directo.

Hay algunas excepciones como Catasetum longifolium, Catasetum cernuum, Catasetum hookeri y Catasetum rooseveltianum, que no toleran tanta luz, deben cultivarse en sombra.

Temperatura:

En la cuenca Amazónica, las temperaturas diurnas generalmente oscilan entre los 29 y 35ºC, las nocturnas rara vez caen por debajo de los 18ºC.

Como norma general 18ºC es la temperatura nocturna mínima ideal. Las temperaturas diurnas óptimas oscilan entre 26 a 38ºC, crecerán bien siempre que se mantengan por debajo de los 39ºC.

Hay algunas orquídeas brasileñas que la temperatura nocturna se debe reducir unos 10ºC, manteniéndolas a temperaturas de 13ºC. Estas especies son C. atratum, C. cernuum, C. triodon, y C. trulla.

Fertilización:

orquídea catasetum stevensonii

Las orquídeas Catasetum deben ser abonadas mientras están en periodo de crecimiento activo. Se debe fertilizar con una fórmula apropiada por lo menos una vez a la semana durante la temporada de crecimiento.

Es importante comenzar las aplicaciones regulares de fertilizante con una fórmula alta en nitrógeno (10-5-5). A medida que las hojas comienzan a crecer, y mucho antes de la floración, aplica una fórmula con alto contenido de fósforo para desarrollar pseudobulbos robustos e inflorescencias más vistosas con más flores. Por ejemplo, 3-12-6 constituye una buena fuente de fósforo.

Humedad ambiental:

Crecen bien con 40 – 60 % de humedad relativa durante el período de crecimiento, pero para un desarrollo óptimo del nuevo crecimiento y la floración, se recomienda 70 %.

Una mayor humedad aumenta la capacidad de las plantas para soportar el calor, pues lo reduce, lo cual nos permite aumentar la cantidad de luz. La humedad ambiental reduce la probabilidad del ataque de los ácaros o cochinillas algodonosas, ya que prefieren condiciones cálidas y secas.

Cuando pierden las hojas durante su período de descanso, es mejor que la humedad sea baja, con una humedad relativa alta la orquídea se puede llegar a pudrir.

Sustrato y trasplante:

Las Catasetum se pueden cultivar en maceta o montadas en un tronco de madera, para trasladarlas al tronco se debe hacer antes de que empiece a crecer, para que le comiencen a salir las raíces nuevas cuando estén montadas. Mantenerlas en un tronco es más complicado, pues se debe regar más frecuentemente.

Cultivarlas en maceta (se puede optar por macetas de arcilla) es la mejor opción desde mi punto de vista, una mezcla utilizada por los cultivadores, es:

  • 1 parte de pomina o pómice de tamaño mediano.
  • 1 parte de carbón vegetal.
  • 1 parte de musgo sphagnum.

Advertencia: Adaptaremos el sustrato a nuestro clima, debe ser ante todo un sustrato que retenga humedad, pero a lo mejor el climas fríos funciona mejor un sustrato que no retenga la humedad por tanto tiempo. Es cuestión de ver las condiciones climáticas de donde la queramos cultivar.

Se recomienda trasplantarlas cada año y nunca esperar más de dos años. El momento óptimo es cuando en el nuevo crecimiento de la planta se han desarrollado nuevas raíces, no esperaremos a que crezcan mucho antes de trasplantarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *