Categorías
Tipos de orquídeas

Angraecum

Estas exquisitas orquídeas epífitas, tienen la característica en común de liberar una fragancia por la noche, que atrae a las polillas, sus polinizadores naturales. Los polinizadores de las Angraecum tienen una probóscide alargada para extraer el néctar, al igual que la longitud de los nectarios en la Angraecum Sesquipedale.

Características y origen:

La mayoría son especies epífitas, aunque dentro de este género también se dan otros hábitos, como los litófitos. Hay mucha variación en cuanto a las formas de sus flores o desarrollo vegetativo. Están adaptadas a los hábitats de los bosques tropicales secos en la zona de África tropical, Madagascar con algunas especies en el sudeste de Asia. También se pueden encontrar en Seychelles, los Mascarones y Comoros.

Estas orquídeas crecen entre el nivel del mar y los 2.000 m de altitud, en regiones húmedas. Todas las Angraecum tienen en común un largo espolón en la parte posterior del labelo.

Riego:

Las plantas adultas hay que dejar que el sustrato se seque entre riegos, o esté a punto de secarse (tienen las hojas carnosas porque retienen agua), sin embargo si son plantas pequeñas, al igual que en la mayoría de especies requieren una humedad constante. Como norma general regaremos una vez a la semana, aumentando la frecuencia de riego durante la época de crecimiento activo y floración.

Se debe usar un medio que no retenga mucha agua, porque no les gusta estar mucho tiempo seguido húmedas. Como corteza de pino de granulometría fina y un poco de musgo sphagnum. Aunque siempre se debe adaptar el medio a las condiciones climáticas en las que vivimos.

Luz:

Son orquídeas a las que les gusta la luz en general (hay muchas especies), recordemos que las epífitas viven en lo alto de los árboles, donde reciben gran cantidad de luz filtrada por las grandes copas de la vegetación. Tienen requerimientos similares a las Cattleya, por lo que crecerán bien cerca de una ventana, con una cortina que filtre la luz si da sol directo a medio día.

Buena iluminación, sin que llegue a producir quemaduras en las hojas. Para saber que reciben buena luz, tendrán que tener una tonalidad verde claro, un poco amarillento.

Angraecum cuidados

Temperatura:

A las Angraecum les gusta los climas templados/cálidos en general, hay variación en cuanto a los requerimientos entre las distintas especies. Pero en cultivo crecen bien a unas temperaturas diurnas de 21ºC-25ºC y nocturnas de 10ºC-15ºC.

Fertilización:

Para que tengan un mayor crecimiento, (porque son orquídeas de crecimiento lento) podemos abonarla en la época de crecimiento, que va desde abril hasta octubre. Abonaremos con un fertilizante equilibrado específico para orquídeas, una concentración que está bien es de 15-15-15. Aunque podemos aplicar uno más alto en Nitrógeno para que crezca más. A finales de la época de crecimiento para estimular la floración, fertilizaremos con uno más alto en Potasio y Fósforo.

guía completa angraecum

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *