Categorías
Cuidado de las orquídeas

Cómo abonar las orquídeas

Abonar las orquídeas es fundamental si queremos que luzcan radiantes y nos lleguen a florecer. Son plantas capaces de crecer en ausencia de fertilizantes, pero vamos a notar una diferencia tremenda.

abonado phalaenopsis

¿Por qué las orquídeas necesitan fertilizante?

La mayoría de las plantas (y orquídeas terrestres) obtienen los nutrientes y la humedad que necesitan del suelo, por lo que no tienen problemas. Sin embargo, las orquídeas epífitas crecen naturalmente en las ramas de los árboles, con las raíces al descubierto. Atrapan la materia orgánica transportada por el viento, granos de tierra, escamas minerales y otros nutrientes, que quedan en sus raíces donde pueden ser absorbidos.

Cuando cultivamos las orquídeas en casa, normalmente en macetas con sustratos como pueden ser mezclas de corteza de pino, musgo sphagnum, pomina, turba… Los sustratos orgánicos se van descomponiendo con el tiempo, aportando materia orgánica de la que puede nutrirse la orquídea, pero totalmente insuficiente. Si queremos que nuestras orquídeas nos produzcan nuevos crecimientos y fragantes floraciones debemos brindarles un aporte externo de fertilizante.

3 consejos para abonar las orquídeas

Antes de entrar en materia debemos tener claros estos 3 puntos, que nos guiarán en el abonado de nuestras plantas.

1- Abonar semanalmente

Como norma general, las orquídeas pueden ser fertilizadas una vez al mes. Sin embargo, los cultivadores expertos prefieren abonarlas semanalmente en dosis más diluidas. Se ha comprobado que es mejor abonarlas más a menudo con un fertilizante más diluido en comparación a abonar menos seguidamente pero a concentraciones más altas, es mejor para el crecimiento y la salud de las orquídeas.

2- Fertilizar durante el periodo de crecimiento


La mayoría de las orquídeas entran en un estado de letargo en invierno. Durante el cual, reducen su crecimiento considerablemente, deberemos dejarlas descansar en esta época, o disminuir drásticamente la fertilización a una vez al mes como mucho. Las dejaremos para reposar para empezar a fertilizarlas en primavera y que tengan un crecimiento mucho más notable.

3- No sobreabonar

Es mucho más perjudicial abonar en exceso que en defecto. Si nos volvemos locos con el fertilizante obligaremos a la orquídea a crecer demasiado rápido a una tasa de crecimiento antinatural. Se volverá débil y susceptible a las enfermedades.

Hay que tener muy en cuenta las dosis recomendadas. Podemos saber si nuestra orquídea está sobrealimentada si tiene las hojas verdes muy oscuras o blandas.

De igual manera, cuando estén enfermas y débiles, debemos esperar a que se recuperen para retomar la alimentación.

abonar dendrobium phalaenopsis

¿Cuando abonar las orquídeas?

Tenemos que conocer el ciclo de crecimiento de una orquídea para saber cuando es la mejor época para abonarla, y qué fertilizante es más apropiado para una determinada fase del crecimiento:

1- Fase de crecimiento

Es el momento en que las orquídeas producen nuevos pseudobulbos, hojas o raíces. En esta época, para generar estas nuevas estructuras requieren grandes cantidades de nitrógeno (N) que utiliza para producir clorofila y también es un componente vital de las proteínas, hormonas, vitaminas y enzimas.

Es durante esta etapa que ocurre la mayor parte del crecimiento activo de las planta, y continuará a menos que sea obstaculizado por un cambio en sus condiciones de crecimiento, como, falta de nutrientes, falta de agua, enfermedades, estrés por temperatura, niveles incorrectos de luz, etc. Abonaremos 1 vez a la semana, con fertilizante soluble.

2- Fase de floración

Cuando la orquídea dirige su energía a la producción de inflorescencias y reproducción.

Durante este periodo, el nitrógeno ya no es el principal nutriente requerido, cambian los hábitos nutricionales a mayores cantidades de fósforo (P) y potasio (K). El crecimiento vegetativo de la fase anterior se ralentiza.

El fósforo es esencial para la fotosíntesis, el crecimiento y el metabolismo en general, sobretodo la formación de flores y frutos y el potasio es esencial para la formación de azúcares, carbohidratos, la división celular. El fósforo también ajusta el equilibrio osmótico del agua, mejora la rigidez del tallo y la resistencia al frío, incluso el contenido de aceites esenciales de las flores (que producen el olor). Abonaremos 1 vez a la semana, con fertilizante soluble.

3- Fase de latencia

Algunas orquídeas tienen un período en el que requieren poca o ninguna agua. Como ya hemos comentado durante este periodo la orquídea reposa y apenas crece, debemos suprimir la fertilización.

Esta fase está influenciada por las bajas temperaturas, que hacen que las plantas se inactiven y “descansen” del crecimiento y la floración. Muchas orquídeas florecen nada más salir de la latencia. Abonaremos como máximo 1 vez al mes.

Hay algunos géneros de orquídeas que no entran en la fase de latencia por lo que crecen y debemos abonarlas durante todo el año, por ejemplo: Phalaenopsis, Paphiopedilum, Masdevallias.

como abonar las orquideas dendrobium para que florexcan

¿Cómo abonar las orquídeas?

Bien, debemos tener en cuenta primeramente si vamos a usar un abono casero, uno químico, soluble…

Tenemos los abonos químicos, que son los más utilizados en el cultivo de las orquídeas. Tienen la ventaja de que podemos saber exactamente la composición química, lo malo es que no nos podemos pasar con la concentración. Lo más recomendable es el fertilizante soluble, es el que mejor absorben las plantas.

  • Lo mejor es utilizar abonos específicos para orquídeas. Las proporciones de los nutrientes están especialmente pensadas para estas plantas.
  • O si tenemos un fertilizante normal para plantas en general también lo podemos utilizar, pero en una dilución menos de lo recomendada por el fabricante. A una dilución de 1/2 o incluso 1/4.

En el caso de utilizar fertilizante para orquídeas casero no sabemos la concentración exacta de cada nutriente, son menos específicos. La ventaja que tienen es que son gratis, los podemos hacer en casa y se pueden obtener muy buenos resultados al abonar las orquídeas. Hay de dos tipos:

  • Solubles: Son por ejemplo los té de plátano con miel, agua de coco… Se pueden aplicar sin miedo, los nutrientes ya vienen de una forma muy diluida y no hay peligro de sobreabonarlas.
  • Sólidos de liberación lenta: Yo utilizo uno con valvas de almeja, café soluble, cáscara de plátano tostada y azúcar todo esto machacado queda una masilla que podemos poner por encima de la maceta y conforme vayamos regando irá calándose en el sustrato, se descompondrá poco a poco y está bien usarlo cómo base.

Como abonar las orquídeas para que florezcan

Hemos visto con anterioridad que en la fase de floración necesitan una mayor cantidad de fósforo (P) y potasio (K). Debemos aportarles un abono que tenga una mayor cantidad de estos dos elementos que nitrógeno (N) si no la planta se enfocará en la producción de hojas y raíces.

Debemos saber en qué época del año florece nuestra orquídea y empezar con este tipo de fertilizante unos meses antes, para que pueda acumular reservas de P y K suficientes que junto con una temperatura adecuada y una luz suficiente la incentiven a florecer.

como fertilizar las orquideas para que florezcan

¿Se puede abonar las orquídeas en floración?

Sí, por el hecho de que esté floreciendo no cambia la situación, de hecho una orquídea en floración consume mucha más cantidad de nutrientes, por lo que seguiremos con los abonados semanales. También podemos hacer que las flores duren más tiempo, y las floraciones sean más robustas con más cantidad de flores.

Lo único a tener en cuenta cuando la orquídea esté a punto de echar los botones florales es NO cambiarla de sitio, se ha de adaptar a unas nuevas condiciones y por el estrés puede hacer que pierda los capullos.

¿Cómo abonar orquídeas Phalaenopsis?

  • Durante el periodo de crecimiento prepara fertilizante soluble 30-10-10, si la orquídea mariposa está cultivada en maceta con corteza de pino o un 20-20-20 de fertilizante soluble crece en un tronco. Añade un cuarto de cucharada del fertilizante por cada 2 litros de agua (si es un fertilizante para orquídeas la solución recomendada por el vendedor). Remueve muy bien hasta que se mezclen completamente.
  • Administra la solución de agua y fertilizante cada semana semana durante primavera y verano. Riega la maceta completamente con la solución, evitando mojar el follaje de la planta. Puedes llegar a regarla dos veces para asegurarnos de que se hidrata bien, permitiendo que el exceso de solución drene como lo hizo anteriormente.
  • Cambia a un fertilizante soluble 10-30-20 en otoño, cuando la orquídea desarrolle capullos de flores. 1/4 de cucharada por cada 2 litros. Aplica la solución cada 2 semanas de la misma manera.
  • Deja de abonar las orquídeas cuando termine de florecer a finales de otoño o invierno. Hasta que la planta comience a crecer en primavera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *